Sectores para invertir

Los sectores económicos más atractivos para la inversión en Bolivia son la joyería, agroindustria, el sector energético, el sector financiero, el sector manufacturero, telecomunicaciones, transportes y turismo. A continuación encontrará información general sobre cada uno de estos sectores.

Joyería

Bolivia, país minero por tradición, cuenta con enormes recursos de materia prima para la industria joyera. Posee grandes yacimientos mineros que permiten el abastecimiento de oro, plata, cobre, estaño y otros, así como significativos yacimientos de piedras preciosas y únicas en el mundo que ofrecen oportunidades amplias de inversión que aún no han sido explotadas.

Existen empresas (nacionales y extranjeras) en los departamentos de La Paz y Santa Cruz, dedicadas a la producción de joyas y bisutería para la exportación.

Cooperativas de los departamentos altiplánicos (La Paz, Oruro y Potosí) proveen de oro y plata a los orfebres y joyeros industriales, quienes combinan tecnología de punta y una habilidad innata, para producir joyas con calidad suficiente para ser comercializadas en el exterior.


Agroindustrial

La producción agrícola, pecuaria y sus productos derivados, es muy variada y se encuentra sujeta a características especiales y a condiciones determinantes. El clima y la precipitación pluvial son dos de las condiciones que juegan un papel importante en los cultivos y en la crianza de ganado. En Bolivia, se distinguen tres grandes regiones con características climáticas diferentes.

Ellas son:

• El Altiplano, con una altitud media 3,799 metros sobre el nivel del mar y una precipitación media de 442 mm.

• Los Valles, con una altitud media de 2,790 metros sobre el nivel del mar y una precipitación media de 515 mm.

• Los Llanos, con una altitud media de 814 metros sobre el nivel del mar y una precipitación media de 1,324 mm.

Al interior de éstas grandes regiones se encuentran 14 sub-regiones con características particulares y con un patrón de producción definido.

En el altiplano norte se produce maíz, quinua y tubérculos y se cría ganado ovino y camélidos. En los valles se cultivan grandes terrenos de vegetales y frutas; asimismo, se cría ganado bovino lechero. En los llanos de Santa Cruz se cultiva algodón caña de azúcar, soya, y otros productos similares. Esta zona presenta grandes zonas de pastoreo para la crianza de ganado bovino

Subsector Agrícola

La agricultura en Bolivia se desarrolla a través de dos sistemas, uno tradicional practicado en el altiplano y parte de los valles y otro moderno utilizado en la zona de los llanos (también denominada zona oriental).

Con el sistema tradicional, la tierra es labrada a través de tracción animal y no se utiliza riego suplementario. Bajo este sistema, existen agricultores de papa, cebada y productos similares. En los últimos años, algunos núcleos campesinos han empezado a realizar cultivos a través de carpas solares y sistemas de riego medianamente sofisticados, que les permiten incrementar la variedad, cantidad y calidad de sus productos.

La agricultura moderna se caracteriza por la utilización de maquinaria especializada, fertilizantes y riego suplementario, siendo practicada en parte de la zona de los valles y en el oriente boliviano.
Entre la inmensa variedad de productos agrícolas producidos en Bolivia se puede citar a:

• Cereales, como el maíz, arroz, trigo, cebada, quinua y avena.

• Tubérculos, como la yuca, camote (batata) y una gran variedad de patatas.

• Hortalizas y verduras, como la arveja, haba, ajo, cebolla, frijol, tomate, zanahoria, zapallos, acelgas y otros productos similares.

• Productos estimulantes, como el cacao, café, coca y té.

• Frutas, tales como el banano, piña, naranja, mandarina, pomelo, fresa, uva, manzana, chirimoya, palta (aguacate), durazno, pera y una infinidad de otras variedades exóticas.

Subsector Pecuario

Las zonas pecuarias de Bolivia se encuentran sujetas al tipo de pradera natural existente en el territorio y a las zonas agropecuarias antes señaladas.

La producción pecuaria en Bolivia se encuentra clasificada de la siguiente manera:

Ganado Bovino: la crianza de este ganado se realiza en todo el territorio nacional, constituyéndose el oriente como la zona más importante de crianza, debido a la facilidad con la cual los animales se adaptan a las condiciones naturales de los llanos y a los importantes niveles de exportación que realiza desde esa región al Brasil y al Perú.

Los ganaderos de esa región prestan mucha atención a técnicas de mejora de raza, como la inseminación artificial.

• Ganado Bovino: se destina a la reproducción, consumo general y producción lechera. En este sentido, las zonas del valle central de Cochabamba y el área conjunta integrada por parte de Santa Cruz, La Paz, los valles de Tarija y Chuquisaca, son aquellas donde existe mayor cantidad de ganado lechero.

• Ganado Ovino: generalmente criado en la zona del altiplano y valles.

• Ganado Porcino: la crianza de este ganado está destinado principalmente a la obtención de carne de consumo masivo y/o para la producción industrial de embutidos. Las principales razas de crianza son la Duroc Jersey, Poland Chine, Landrace y Hampshire. El cerdo criollo es una alternativa adicional en la crianza de este tipo de animal.

• Camélidos: éstos animales tienen su centro de origen en la Cordillera Andina, el altiplano y en parte de los valles, existiendo una muy apreciable cantidad de llamas, alpacas, vicuñas y guanacos. La vicuña es un animal de lana muy fina, pero su caza se encuentra completamente prohibida. A pesar de su mansedumbre, es un animal que no soporta la vida en cautiverio. La fibra de la lana de llama y alpaca es apreciada para la confección de prendas de vestir. Las llamas y las alpacas son utilizadas como animales de carga.

• Caprinos: la crianza de cabras se centra principalmente en la zona sur del país, en los valles de Tarija y Potosí.

• Equinos: la mayor parte de estos animales se encuentran en los llanos orientales y son utilizados como acémila para el cuidado de ganado.

• Cunicultura: la crianza de conejos es una de las actividades que más se ha desarrollado en los últimos años, sobre todo en los departamentos de Tarija, Cochabamba, Oruro y La Paz. La crianza de éstos animales se destina principalmente para la confección de prendas de vestir.

• Avicultura: los recursos avícolas en Bolivia tienen una especial importancia, existiendo varias granjas modernas y muy bien equipadas proveedoras de carne y huevos. Los departamentos de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz marchan a la vanguardia en la producción avícola.
Agroindustria.

El desarrollo agroindustrial ha entrado en un proceso de ampliación de mercados considerable, basado fundamentalmente en tres factores: materia prima nacional de alta calidad, mano de obra abundante y calificada y condiciones de competitividad aceptables a través de tarifas de transporte y convenios comerciales preferenciales.

El sector agroindustrial en el oriente boliviano posee una dinámica moderna. Utiliza técnicas de producción intensivas en capital que resultan en niveles de productividad competitivos internacionalmente. Constituye uno de los sectores que más ha contribuido al crecimiento de las exportaciones no tradicionales del país.

Dentro de los productos agroindustriales producidos en Bolivia, se puede mencionar al Azúcar, Pepita de Soya (Soja) Aceite de Soya y el Arroz blanco.


Energético

El potencial energético del país es enorme. Se suma a ello el hecho que Brasil – la economía mas importante del sub-continente – representa un mercado con demanda casi ilimitada por energía eléctrica y derivados, por lo que las posibilidades de participación privada en este sector son significativas.

Bolivia tiene el potencial de generar 39,500 MW de hidroelectricidad, cifra certificada por la Organización Latinoamericana de Energía. Esto significa que 176,000 GWh podrían ser generados anualmente. Actualmente, solo el 4% de éste potencial hidroeléctrico está siendo utilizado para generar electricidad. Entonces, las oportunidades para una mayor actividad empresarial en el sector de generación de electricidad son abundantes.

El país también tiene un potencial significativo para generar electricidad geotérmica en el área de la Laguna Colorada, ubicada al sur oeste del territorio boliviano. En Enero de 1998, la Comisión Federal de Electricidad de México (FEC) certificó que el potencial de ésta zona era de aproximadamente 120 MW por 25 años. Después de realizar los estudios respectivos, la FEC recomendó la implementación del proyecto mediante la instalación de dos plantas generadoras con capacidad individual de 60 MW.

La construcción del gasoducto al Santa Cruz – San Pablo también ha posibilitado la creación de proyectos alternativos, entre los que se encuentran proyectos eléctricos e hidroeléctricos, todos con el objetivo de abastecer la demanda en el mercado brasilero. Debido a que la explotación de gas en Bolivia posiblemente supere los volúmenes demandados por Brasil, los excedentes de la producción podrán ser utilizados para la generación de energía eléctrica y, por ende, para una mayor actividad empresarial en el sector.


Financiero

El sector financiero en Bolivia se encuentra constituido principalmente por instituciones bancarias, compañías de seguros, fondos de pensiones, fondos financieros privados y agencias corredoras de bolsa, quienes movilizan los recursos del sistema financiero. Dichas instituciones son reguladas por el Banco Central de Bolivia, la Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras y la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros.

La política financiera adoptada en Bolivia tiene como objetivos centrales la estabilidad macroeconómica, el fortalecimiento del sistema financiero, un incremento sostenido en los niveles de ahorro interno y una administración eficiente del ahorro externo (todos parte de la estabilidad macroeconómica).

En los últimos años, el sistema financiero boliviano ha evolucionado rápidamente, colocándose a la altura de los más importantes países latinoamericanos. Ofrece una amplia gama de servicios, entre los que se puede mencionar a servicios de líneas de crédito, mercado de divisas, fideicomisos, leasing, cajas de seguridad, teleproceso, tarjetas de crédito, cajeros automáticos, servicios de correduría, etc.

En la actualidad, existen 14 bancos comerciales en el país y varias otras entidades financieras con características especiales. Entre los bancos comerciales, cuatro son sucursales de instituciones financieras multinacionales (Citibank, Banco Real, Banco de la Nación Argentina y Banco de Crédito del Perú) y la propiedad del resto (mas del 50% del capital social de los mismos) está conformada en gran parte por participación privada extranjera.


Manufacturero

El nivel de actividad industrial manufacturero ha venido creciendo en forma significativa en los últimos años, a medida que el país ingresa a una etapa de mayor competitividad y ampliación de mercados para los productos elaborados. En este sentido, se pueden destacar los siguientes tres subsectores:

Textiles y Confecciones

Aprovechando la variedad de fibras de algodón, alpaca, angora y llama, Bolivia ha ido incrementando muy notoriamente la producción de telas y prendas de vestir, las que poco a poco han ido logrando mejoras palpables en su calidad.

Bolivia es muy competitiva en prendas vestir debido al bajo costo de su mano de obra y alta calidad de las materias primas. Aprovechando géneros nacionales, algunas compañías extranjeras están produciendo y adquiriendo los siguientes tipos de prenda:

• Tejidos de punto en diferentes calibres.

• Prendas tejidas a mano.

• Prendas hechas con fibras especiales de alpaca, angora, oveja y llama.

Manufacturas de Cuero

El cuero que se procesa en Bolivia posee características óptimas de espesor, color, textura y acabado, por lo que puede ser utilizado en la confección de productos destinados al mercado internacional.

La mayor parte del cuero procesado en el país proviene de la zona oriental y es utilizado en aproximadamente el 50% para la fabricación de calzados, 30% para la confección de prendas de vestir, y el restante 20% en la producción de marroquinería.

En suma, la actividad industrial manufacturera está experimentando un crecimiento sostenido y ofrece oportunidades interesantes para la inversión.


Telecomunicaciones

Con la capitalización de la empresa estatal ENTEL, Bolivia ha dado un paso significativo hacia la modernización de los servicios de telecomunicaciones en todo el país. Entre otras cosas, la transferencia de la administración de ésta empresa a intereses italianos ha causado niveles de inversión en tecnología de punta, capacitación de recursos humanos e infraestructura, nunca antes experimentados en el sector.

En la actualidad, ENTEL capitalizada ha enlazado a la mayor parte del territorio nacional con fibra óptica, lo que convierte al país en una suerte de “Hub” sudamericano para servicios de telecomunicación. El objetivo de la presente administración es hacer realidad la conversión del país en el “centro distribuidor y de enlace” de servicios en el sector – la inversión realizada por la nueva ENTEL ha dado fuerza y realismo a éste objetivo.

Finalmente, antes de la finalización de la presente administración, las cooperativas de servicios telefónicos en todo el país pasarán a manos del sector privado. Dicha situación solo reforzará los muchos cambios que ya se han producido en el sector y mejorará la capacidad del país para atraer capitales privados, no solo al sector sino a otros que dependen de un servicio de telecomunicaciones ágil, eficiente y con una oferta amplia de productos destinados a satisfacer las exigentes demandas del sector empresarial. Entre los nuevos servicios que en el futuro próximo se prestarán en el país, se encuentra el de Telefonía Celular Fija – servicio sujeto a licitación internacional en el futuro inmediato.


Transportes

Bolivia está invirtiendo considerables recursos financieros en infraestructura caminera. Bolivia estará conectada mediante infraestructura vial de primer nivel con todos los países vecinos, por lo que su objetivo de convertirse en el punto de enlace y tránsito del sub-continente podrá hacerse realidad.

La Ley General de Concesiones de Obras Públicas de Transporte es un instrumento legal que permite la participación de intereses privados en la construcción, rehabilitación y administración de obras públicas (caminos, puentes, aeropuertos, etc) en todo el país, por lo que se espera que la participación privada en el sector aumente considerablemente.

A través de ésta Ley, el Estado permitirá al inversionista privado la posibilidad de recuperar su inversión en la obra pública mediante el cobro de peajes, administración de servicios de hotelería suplementarios, administración de servicios gasolineros y otros. Las actividades privadas en el sector posibilitarán una administración eficiente de la infraestructura vial y facilitarán un mayor desarrollo del sector y de otras industrias en la economía nacional.

Los Corredores de Integración (cinco en total), así mismo, integrarán al país con sus vecinos y facilitarán las vías de transporte de productos, particularmente para la exportación de bienes nacionales. En total, los Corredores requieren de 9,000 kilómetros de carreteras para unir a Bolivia con los países vecinos. A la fecha, mas del 70% de éste total ha sido construido, por lo que se espera que para la finalización de la presente gestión gubernamental ellos hayan sido concluidos. La conclusión de los corredores incrementará el comercio con los países del sub-continente y generará mayores oportunidades de negocios y actividades empresariales dentro del país. Existe una interconexión vial en el eje troncal nacional (LPB-CBBA-SRZ).

Bolivia cuenta con conexiones viales a países vecinos y acceso a puertos tanto del Océano Pacífico como del Océano Atlántico.


Turismo

Situada en el corazón de América del Sur, Bolivia es una tierra de contrastes, con regiones de altas montañas, prodigiosos valles y enormes llanos amazónicos. Por ello, su atractivo turístico se encuentra sustentado en su gran variedad de recursos naturales, arqueológicos, arquitectónicos, artísticos, folclóricos y en la multiculturalidad expresada en su gente.

La ciudad de Potosí fue designada Patrimonio Cultural de la Humanidad por UNESCO, debido a su invalorable aporte a la historia y cultura del Nuevo Mundo y de España. Fue la ciudad más importante de las Américas en el siglo XVI y su producción de plata durante la colonia fue de tal magnitud, que hasta la fecha no ha podido ser cuantificada con exactitud. Por otro lado, la ciudad de Oruro es considerada la capital del folclore boliviano por su incomparable carnaval. Sucre, por otro lado, es la ciudad que conserva el más bello estilo colonial, reflejo de los albores de la República.

La Paz es una ciudad en la que se conjunciona la influencia aymará y la realidad de una urbe moderna. Se encuentra rodeada por majestuosos nevados entre los que se destaca nítidamente el Illimani, que se yergue sobre la ciudad como un inmóvil centinela. Aproximadamente a 45 minutos de la ciudad se halla en Lago Titicaca, el más alto del mundo y cuna de grandes culturas, cuyos legados arqueológicos se muestran en las importantes ruinas y ofrecen una idea del alto grado de civilización a la que llegaron los habitantes de ésta región.

Santa Cruz, Beni y Pando, ciudades de características tropicales, son consideradas las ciudades del futuro. La enorme actividad empresarial en Santa Cruz confirma ésta predicción y hace prever un futuro promisorio para los habitantes de esas hermosas tierras.

Cochabamba y Tarija, ciudades enclavadas en los valles bolivianos, son lugares tranquilos y placenteros, con un clima agradable, muchos atractivos turísticos y una hospitalidad particular de los lugareños.