Población indígena

Pueblos ¿indígenas o indios?

“Indigena” e “indio” no son sinónimos, no debe entenderse como conceptos iguales. Indígena significa “Originario del suelo en que vive”. Indio hace referencia a un “Pueblo prehispánico” como la nación qulla o la nación quechua.

Definiciones jurídicas de Pueblo Indígena

En 1970, la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección a las Minorías recomendó un estudio global sobre la problemática de la discriminación de los Pueblos Indígenas al Relator Especial José Martínez Cobo, cuyo trabajo fue propuesto a la Subcomisión en 1984, fecha desde la cual sirve de base al trabajo de las Naciones Unidas, relacionado con los Pueblos Indígenas y de punto de partida para numerosas definiciones de la población indígena.

La definición de Martínez Cobo indica que: “Las comunidades, la gente y las naciones indígenas son las que, teniendo una continuidad histórica con las sociedades pre-coloniales, se han desarrollado en sus territorios, considerándose a sí mismos distintos de otros sectores de las sociedades que ahora prevalecen en esos territorios, o en parte de ellos. Forman actualmente sectores no-dominantes de sociedad y están determinados a preservar, desarrollar y transmitir a las generaciones futuras esos territorios ancestrales y su identidad étnica, como la base de su existencia continuada como pueblo, de acuerdo con sus propios patrones culturales, instituciones sociales y sistemas legislativos”.

La autoidentificación como indígena también se considera como un elemento fundamental en una definición de trabajo: sobre una base individual, una persona indígena es aquella que se autoidentifica con el pueblo al que pertenece (sentido de grupo) y es reconocida y aceptada por el grupo como uno de sus miembros (aceptación del grupo).

Reivindica para el pueblo indígena el derecho y el poder de decidir quién pertenece al grupo y quién no, sin interferencias ni categorizaciones externas.

Desde la perspectiva jurídica, una primera fuente de referencia está constituida por el conjunto de Tratados, Convenios y Acuerdos de derecho internacional reconocidos por el Estado Boliviano, y el caso particular por el “Convenio 169 sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes” de la OIT, que es Ley de la República desde 1991. Los criterios definidos en él han sido retomados por varias de las normas vigentes como también por las propuestas indígenas.

El Convenio establece que los pueblos: “se consideran indígenas por el hecho de descender de poblaciones pobladores originarios antes de la conquista y colonización, que mantienen total o parcialmente sus características lingüísticas, culturales y de organización social y, como criterio fundamental para determinar a quién se considera indígena, la auto pertenencia o auto adscripción a un específico pueblo indígena”.

En la legislación nacional, el Reglamento de las Organizaciones Territoriales de Base, de la Ley de Participación Popular, define a los tres sujetos de la participación popular, que son: Las Juntas vecinales en ciudades y centros poblados, y en el área rural los Pueblos Indígenas y las Comunidades Campesinas. Define al Pueblo Indígena como “La colectividad humana que desciende de las poblaciones asentadas con anterioridad a la conquista y colonización, y que se encuentran dentro de las actuales fronteras del Estado; poseen historia, organización, idioma o dialecto y otras características culturales, con la cual se identifican sus miembros, reconociéndose como pertenecientes a la misma unidad socio-cultural, mantienen un vínculo territorial en función de la administración de su hábitat y de sus instituciones sociales, económicas, políticas y culturales. En el marco de la definición anterior se consideran Organizaciones Territoriales de Base de carácter indígena a las Tentas, Capitanías, Cabildos, Indígenas del Oriente, Ayllus, Comunidades Indígenas y otras formas” (Art. 1).

Desde el punto de vista de las organizaciones indígenas, la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia, (CIDOB) que agrupa a los 33 pueblos indígenas de la Amazonía, Oriente y Chaco presentó en 1991 el Anteproyecto de Ley de Pueblos Indígenas al Presidente de la República y al Congreso. Proponiendo como definición la siguiente: “A los efectos de la presente Ley, se considera “Pueblo Indígena” a las agrupaciones humanas que poseen las siguientes características: 1) Historia, cultura, idioma propio; 2) Cuentan con una organización social específica, con la cual se identifican reconociéndose sus miembros como pertenecientes al mismo ámbito cultural; 3) Poseen sus propias formas de organización política y ejercen su poder de decisión autónomo; 4) Poseen una interrelación territorial históricamente definida, en función del control de su hábitat, del repertorio cultural y de su carácter de vida comunitario” (Art.2).

Fuente: Los pueblos indígenas de Bolivia: diagnóstico sociodemográfico a partir del censo del 2001. Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Santiago de Chile, julio del 2005.


Población indígena

En Bolivia, la lucha centenaria de los pueblos indígenas y la presión ejercida en los últimos años por las organizaciones sociales indígenas logró inscribir sus demandas y derechos en la agenda social y política nacional, generando una dinámica alrededor del ejercicio de sus derechos colectivos como pueblos, que incide con fuerza en la discusión que hoy se realiza en torno a la naturaleza de la sociedad boliviana, la democracia y el propio Estado.
Los pueblos indígenas de Bolivia son pueblos originarios que habitan el actual territorio de Bolivia. Se reconocen 36 pueblos indígenas distribuidos en todo el territorio nacional, representando el 63% de la población total.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), entidad oficial del Estado boliviano, la población indígena para el 2001 según el Censo de Población y Vivienda de Bolivia ascendía a un total de 4’133.138 habitantes de un total de 8’274.325 bolivianos.


Distribución Geográfica

532px-Pueblos_originarios_de_Bolivia-7ee76

Distribución espacial de la población indígena en Bolivia

La distribución geográfica de los pueblos indígenas de Bolivia abarca las tres grandes cuencas hidrográficas del país. En la del Amazonas, que está subdividida a su vez en las regiones de Precordillera, Selva del Noreste, Pampas Benianas y Selva Oriental, se encuentran la mayor parte de los pueblos indígenas (departamentos de Pando, Beni, Santa Cruz, norte de La Paz y región del Trópico de Cochabamba), en la cuenca del Plata (departamentos de Tarija, Potosí y Chuquisaca Sur) conformada por los ríos Pilcomayo y Bermejo se encuentran los Weenhayek o Mataco, Tapiete y parte de los Guaraní. Finalmente, en la cuenca lacustre endorreica conformada por el eje acuático que une a los Lagos Titikaka y Poopó, entre las Cordilleras Oriental y Occidental se encuentran los Aymara y Uru (Chipaya, Murato e Iru Itu). La población Quechua se encuentra principalmente en la región de los Valles interandinos, que comprende parte de los departamentos de Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, parte de La Paz y Potosí.


Más información

Vivienda

Para fines del empadronamiento, en el Censo Nacional de Población y Vivienda (CNPV) 2012, se entendió como vivienda a todo local o recinto estructuralmente separado e independiente construido, convertido o dispuesto para fines de alojamiento permanente o temporal de una o más personas. La vivienda debe tener acceso directo desde espacios públicos (plazas, calles, avenidas y otros) o desde espacios de uso común (pasillos, patios, escaleras), sin atravesar otra vivienda.

Las viviendas se clasifican, según su tipo, en particulares y colectivas; las viviendas particulares, según su condición de ocupación, se clasifican en ocupadas y desocupadas y, por último, las viviendas particulares ocupadas se clasifican en viviendas con ocupantes presentes y viviendas con ocupantes temporalmente ausentes en el momento del Censo.

Tipo de vivienda

Vivienda particular es aquella destinada como alojamiento permanente o temporal de unapersona o grupo de personas, con o sin vínculo familiar, que viven bajo un régimen familiar y comparten habitualmente sus comidas.

Vivienda colectiva es aquella destinada como alojamiento permanente o temporal de un grupo de personas sin vínculos familiares, que hacen vida en común por razones de disciplina, enseñanza, religión, salud, trabajo u otro motivo. Son viviendas colectivas los hospitales, asilos, orfelinatos, internados, cárceles, cuarteles, hoteles, y otras.

El CNPV 2012 registró 3.158.691 viviendas en el país, de las cuales 3.134.613 corresponden a viviendas particulares y 24.078 a viviendas colectivas. Este resultado, respecto a las viviendas particulares empadronadas en el Censo 2001 significa un aumento de 876.451. El incremento de viviendas colectivas en el mismo periodo fue de 11.509.

Los mayores incrementos de viviendas particulares en el periodo 2001 a 2012, se presentan en los departamentos del eje central: Santa Cruz, La Paz y Cochabamba. Para el 2012 el departamento de La Paz concentra alrededor de 30,00 por ciento del total de viviendas particulares de Bolivia, seguido de los departamentos de Santa Cruz y Cochabamba, 22,35 y 18,87 por ciento respectivamente.

Disponibilidad de servicios básicos

La disponibilidad de servicios básicos en las viviendas y sus características son indicadores imprescindibles para medir las condiciones de vida de la población. La información obtenida para el efecto proviene de las viviendas particulares con personas presentes.

El Censo 2012 recogió información de la procedencia y distribución del agua en la vivienda; la disponibilidad, uso y tipo de desagüe del servicio sanitario; y la provisión de energía eléctrica.


Mas información

Población y distribución

¿Cuantos somos?

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), entidad oficial del Estado boliviano, la población total nacional según el Censo Nacional de Población y Vivienda realizado en el año 2012, fue de 10.027.254 habitantes distribuidos en los nueve departamentos con que cuenta actualmente el Estado Plurinacional.

La población de Bolivia aumentó de algo más de 2,7 millones de habitantes en 1950 a más de 10 millones de habitantes en el año 2012, lo que significa que el tamaño de la población se multiplicó cerca de cuatro veces durante el periodo de 62 años. La población boliviana, en los diferentes periodos inter censales, creció en cerca de dos millones de habitantes. En el periodo 1950 -1976, es decir, en 26 años, la población aumentó en 1,9 millones de habitantes; en los periodos 1976-1992 y 1992-2001, la población se incrementó en algo más de 1,8 millones de habitantes. Finalmente, en el periodo inter censal 2001-2012, el crecimiento de la población boliviana alcanzó a poco más de dos millones de habitantes, como se muestra en el gráfico.

Respecto a la densidad de población del país, se puede señalar que, de manera similar al crecimiento de la población, la densidad aumentó notablemente en el periodo 1950 – 2012. De hecho, en el año 1950 la densidad de población en Bolivia era menor a tres habitantes por km2, pero en el año 2012 este indicador aumentó a cerca de 10 habitantes por km2.


¿Como está distribuida la población?

La población de Bolivia no tiene una distribución homogénea entre los nueve departamentos del país. El cuadro y gráfico muestran los datos censales de la población a nivel departamental, según los tres últimos censos nacionales.

La mayor parte de la población del país se encuentra en los departamentos de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba. En los tres departamentos en 1992 residía 68 por ciento de la población del país y en el año 2012 el citado porcentaje aumentó a cerca de 71 por ciento. La población de Santa Cruz alcanzaba a poco más de 20 por ciento de la población nacional en 1992 y aumentó a cerca de 27 por ciento en el año 2012.

En el sentido contrario, la población de La Paz, como porcentaje de la población del país, disminuyó de cerca de 30 por ciento a poco más de 26 por ciento, en tanto que la población de Cochabamba se mantuvo, casi sin variación, ligeramente por encima de 17 por ciento. En los demás departamentos, los porcentajes no presentan grandes variaciones, con excepción de Pando cuyo porcentaje de la población nacional aumentó de 0,59 por ciento a 1,10 por ciento.

Con relación a la densidad de población, se observan claras diferencias entre los nueve departamentos. Por una parte, la densidad poblacional de los departamentos de Cochabamba, La Paz, Tarija y Chuquisaca se encuentra por encima de la densidad poblacional nacional en los tres años censales; por otra parte, la densidad de población de Oruro, Santa Cruz y Potosí es cercana al promedio nacional y, por último, la densidad poblacional más baja corresponde a Beni y Pando con menos de dos habitantes por km2, en el año 2012.


Mas información

Redistribución de ingresos

Bonos 2013Bonos 2013

Bonos 2013

Bonos 2013

Renta Dignidad

En aplicación del artículo 7, inciso k) de la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, los derechos establecidos en la Ley de la Renta Universal de Vejez (Renta Dignidad) forman parte de los derechos fundamentales de la persona dentro del Régimen Social establecido por dicha Constitución. El Estado Plurinacional de Bolivia mediante Ley No. 3791 de 28 de noviembre de 2007  estableció la Renta Universal de Vejez, más conocido como Renta Dignidad, dentro del régimen de Seguridad Social no Contributivo.

Esta Renta Universal de Vejez es una prestación vitalicia, de carácter no contributivo que el Estado Boliviano otorga a:

a) A todos los bolivianos residentes en el país mayores de 60 (Sesenta) años, que no perciban una renta en el Sistema de Seguridad Social de Largo Plazo o una remuneración contemplada en el Presupuesto general de la Nación.

b) A los bolivianos que perciban una renta del Sistema de Seguridad Social de Largo Plazo percibirán únicamente el 75% del monto de la Renta Universal de Vejez.

c) A los titulares y los derechohabientes a los Gatos Funerarios.

El monto de la Renta Universal de Vejez, para los beneficiaros señalados anteriormente alcanzará a un total anual de Bs. 2.400 ( Dos mil cuatrocientos 00/100 bolivianos).

Para los beneficiarios señalados en el inciso b) el monto total anual alcanzará a Bs.1800.- (Un mil ochocientos 00/100 bolivianos).

El Organo Ejecutivo determina mediante decreto supremo, la forma de cancelación y periodicidad en el Pago de la Renta Universal de Vejez.

Cada tres (3) años, el monto de la Renta Universal de Vejez y el de los Gastos Funerales pueden sufrir variaciones que son determinadas por el Órgano Ejecutivo en base a la evaluación técnico-financiera de las fuentes de financiamiento.

Mas informaciòn relacionada descargue documentos a continuación:

  1. Ley No. 3791 de la Renta Dignidad
  2. Resúmen Ejecutivo: Impacto de la Renta Dignidad. UDAPE, Julio 2013
  3. Impacto de la Renta Dignidad. UDAPE, Julio 2013
  4. Manual para cobrar la Renta Dignidad
  5. Sistemas de protección social en latinoamerica: Estado Plurinacional de Bolivia

Bono Juancito Pinto

Se establece el Bono “Juancito Pinto”, como incentivo a la matriculación, permanencia y culminación del año escolar de los niños y niñas en los primeros cinco (5) años de primaria, en las unidades educativas públicas de todo el territorio nacional.

El Bono tiene un valor de Bs. 200.- (Doscientos 00/100 Bolivianos) anuales y es entregado en dos cuotas, cada una de Bs. 100.- (Cien 00/100 Bolivianos). El primer pago es efectuado al inicio de la gestión escolar y el segundo pago al cierre de esa gestión, de acuerdo a los anuncios oficiales de la unidad ejecutora.

El Bono también podrá ser pagado en especie, con productos nacionales.

Mas informaciòn relacionada descargue documentos a continuación:

  1. Bono Juancito Pinto: Decreto Supremo Nº 28899
  2. El Bono Juancito Pinto en Bolivia: Un análisis de impacto sobre la educación primaria
  3. El Bono Juancito Pinto del Estado Plurinacional de Bolivia Programas de transferencias monetarias e infancia
  4. El Bono Juancito Pinto del Estado Plurinacional de Bolivia
  5. Sistemas de protección social en latinoamerica: Estado Plurinacional de Bolivia

Bono Juana Azurduy de Padilla

El Bono “Juana Azurduy” creado por decreto supremo 0066 – 2009, es un incentivo económico (transferencia condicionada) que reciben las madres bolivianas; el Bono tiene por objeto contribuir a disminuir la mortalidad materno infantil y la desnutrición crónica en niños y niñas menores de dos años en todo el país.

Objetivos

Reducir la morbi-mortalidad materna, neonatal y del menor de 2 años a través de:

– Incrementar la demanda de servicios integrales de salud de mujeres embarazadas y niños/as menores de 2 años dentro del Modelo SAFCI
– Disminuir la inequidad que existe entre las mujeres y niños/as que no cuentan con el subsidio de lactancia con las mujeres destinatarias de la seguridad de corto plazo mediante el establecimiento de un beneficio en salud en efectivo.

Las/ los que optan a este beneficio son:

– Mujeres embarazadas.
– Niños y niñas menores de un año al momento de inscribirse, hasta sus 2 años.

Para recibir el beneficio, las mujeres y niños/as deben cumplir con las siguientes corresponsabilidades:

Mujer embarazada:

– Asistir a sus controles prenatales en el centro de salud.
– Tener parto institucional y control post-parto.
– Cumplir con las recomendaciones dadas por el médico.
– Asistir a las sesiones y actividades educativas organizadas por su establecimiento de salud.

Niño o niña menor de dos años:

– Ser llevados por sus padres a sus controles integrales de salud.
– Cumplir con las vacunas en periodos indicados por el médico y cumplir con los protocolos de atención de AIEPI NUT.
– Cumplir las recomendaciones de nutrición del médico.
– Los padres deben asistir a las sesiones y actividades educativas organizadas por el establecimiento de salud.

Monto total del Bono Juana Azurduy

Destinatario/a Corresponsabilidad Monto en bs. Total en bs.
Mujer gestante 1er control prenatal 50 320
2do control prenatal 50
3er control prenatal 50
4to control prenatal 50
Parto institucional más control posnatal 120
Niño/a menor de dos años Controles bimensuales de atención integral al niño/a c/2 meses bs 125 1.500
Total 1.820

Mas informaciòn relacionada descargue documentos a continuación:

  1. Bono Juana Azurduy: Decreto Supremo No. 66
  2. Bono Juana Azurduy: Cartilla
  3. Sistemas de protección social en latinoamerica: Estado Plurinacional de Bolivia

Educación

Alfabetismo

La Tasa de Alfabetismo se calcula como el cociente entre el número de personas de 15 años o más que declaran saber leer y escribir, sobre el total de la población del mismo rango de edad. La Tasa de Alfabetismo de Bolivia el año 2012 alcanza a 94,98 por ciento, es decir 6,55 millones de personas que saben leer y escribir. De acuerdo a los últimos tres censos realizados en 1992, 2001 y 2012, la tasa refleja un evidente incremento de población alfabeta.

La Tasa de Alfabetismo por sexo muestra mayor incremento en la población femenina con relación a la masculina; en el periodo 1992 a 2001, la Tasa de Alfabetismo de las mujeres aumentó de 72,31 por ciento a 80,65 por ciento, 8,34 puntos porcentuales más; en el año 2012, esta tasa alcanza a 92,54 por ciento, 11,89 puntos más respecto a 2001.

En tanto que para la población masculina la Tasa de Alfabetismo aumentó de 88,16 por ciento en 1992 a 93,06 por ciento en 2001, con incremento de 4,90 puntos porcentuales y el año 2012 esta tasa llega a 97,49 por ciento, es decir, aumenta en 4,43 puntos porcentuales con relación a 2001.


Bolivia: Libre de analfabetismo

Bolivia, el 2008 hizo historia porque se convirtió en el tercer país del continente libre de analfabetismo. Se enseñó a leer y escribir a más de 820.000 personas, especialmente hombres y mujeres del campo.


Asistencia escolar

La Tasa de Asistencia Escolar se calcula como el cociente entre el número de personas de 6 a 19 años de edad que asisten a establecimientos de enseñanza del sistema regular de educación y el total de la población en el mismo rango de edad. Según el Censo 2012, la Tasa de Asistencia de la población en edad escolar alcanza a 83,54 por ciento, mientras en 2001 y 1992 llegó a 79,71 por ciento y 72,32 por ciento, respectivamente.

En 2012, la Tasa de Asistencia Escolar masculina asciende a 83,63 por ciento y la femenina a 83,45 por ciento. En 1992 se situaban en 74,65 y 69,95 por ciento respectivamente y en 2001 en 81,05 y 78,32 por ciento. Se puede observar a través de los tres últimos censos que la Tasa de Asistencia Escolar marcha en ascenso y la diferencia entre hombres y mujeres disminuye.


Mas información